ESCUELA DE VELA “ISLA DE LA TORRE” SUANCES

SA/04/010

Escuela de Vela “Isla de la Torre”.
Racionalista / 1930-34 Deogracias M. Lastra (Arquitecto).
Isla de Torre – 39005 Santander – Cantabria.
Club Deportivo Público.

X:437596 Y:4812742

El edificio de reunión de la Sociedad de Fomento Caza y Pesca Isla de Torre se concibe alrededor de 1930, en un momento en el que el movimiento moderno en España, empieza a coger auge importante y a tener referencias formales concretas. Actualmente el edificio que en un principio se concibió como Club Social, está destinado a Escuela de Vela. El edificio original recogía gran parte del lenguaje racionalista propugnado por dicho movimiento referido a los motivos náuticos. El carácter se acerca a la tipología de pabellón, apoyándose en finos pilotis sobre la roca. Dispone de un deambulatorio perimetral en voladizo unido a la estructura de hormigón armado así como otros elementos prototípicos de esta arquitectura como el color blanco, las barandillas de tubo redondo y una imagen formal muy característica que recuerda a los puentes de mando de los navíos.
Actualmente y tras numerosas reformas muy poco afortunadas, el edificio se encuentra totalmente desvirtuado, aunque mantiene algunas trazas que permiten intuir el edificio original.

CONSERVACION

El edificio se encuentra en un buen estado de conservación tras numerosas reformas, que han aumentado enormemente la superficie construida elevando, entre otros aspectos, una planta sobre el proyecto original de Lastra, con la justificación de dotarle de los elementos auxiliares necesarios para el nuevo programa (almacenes, dormitorios etc), actuaciones que han desvirtuado totalmente el edificio original, haciéndole perder ligereza y gracia, además de cambiar las proporciones entre el edificio y el islote, planteadas por Lastra en su interesante proyecto de 1934. El edificio se encuentra recogido en el Catalogo del PGOU de Santander con nivel de protección ambiental.

MEDIDAS PROPUESTAS

En principio no se proponen actuaciones en el edificio, ya que incluso los pocos elementos que sugieren el edificio original, como pilotis, vuelo perimetral etc, también han sido distorsionados en las sucesivas reparaciones. Es un claro ejemplo de un uso no adecuado a un edificio de gran interés y delicadeza.

MUSEO MARÍTIMO SANTANDER
ARQUITECTURA MARÍTIMA Santander, Camargo, Astillero, Pontejos, Pedreña, Somo